diumenge, 27 de gener de 2008

La opinión del profesorado

En noviembre pasado se publicó el estudio patrocinado por la Fundación Hogar del Empleado (FUHEM), y realizado por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA), “La opinión del profesorado sobre la calidad de la educación”.
El estudio está realizado en centros de la Comunidad de Madrid y refleja aspectos interesantes de lo que piensan los docentes actuales. En este sentido los docentes creen que el contexto educativo que más influye en los alumnos es la familia por delante incluso de la escuela. Consideración en la que las familias coinciden, no así el alumnado que atribuye más importancia a la escuela. Todo ello a pesar de que casi la totalidad de los docentes cree que la familia delega sus responsabilidades en exceso en la escuela y que considera que las familias no prestan suficiente atención a los estudios de sus hijos.
Una mayoría de los docentes encuestados creen que el sistema educativo español es peor que el del resto de los países de la Unión Europea y tres de cada cuatro consideran que la educación ha empeorado en los últimos años. Tampoco creen que la educación actual prepare para el futuro adecuadamente.
La etapa mejor valorada por los docentes es la Educación Infantil y la peor la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y dentro de la educación secundaria post-obligatoria, la Formación Profesional es mejor valorada que el Bachillerato.
La preparación del profesorado es el factor que los docentes consideran más importante para la calidad de la enseñanza. Le sigue en importancia la calidad de las relaciones interpersonales entre los distintos sectores de la comunidad escolar. Considerando que el orden y la disciplina influyen mucho en la calidad de la educación. Asimismo el profesorado considera que hay una buena comunicación con las familias y un adecuado grado de participación de los estudiantes pero ni los padres ni el alumnado coinciden con esta opinión.
Los profesores dan también mucha importancia a contar con un equipo directivo eficaz y a la mejora de los medios de los que han de disponer los centros.
La mayoría del profesorado cree que en los tres últimos años han aumentado los conflictos en los centros escolares. El alumnado, en cambio, no cree que hayan aumentado. En este sentido, los docentes reconocen que en los centros escolares hay algunos profesores que están amedrentados por los estudiantes y también admiten que en ocasiones algunos profesores insultan a los estudiantes. La inmensa mayoría del profesorado opina que se debería ser más duro con los alumnos conflictivos y creen que es bueno que la dirección pueda tomar medidas incluso de expulsión cuando se producen conflictos sin pasar por la comisión de convivencia.
Finalmente los docentes no se sienten valorados por la sociedad ni por la Administración. No obstante, cuatro de cada cinco docentes dice que no cambiaría de profesión y cree que hay que tener vocación para ser profesor. Una proporción importante de docentes participa habitualmente en actividades de formación.