dissabte, 16 de setembre de 2006

Boadella y el Partido de los Ciudadanos

En el otro extremo de las opiniones del señor Rubianes encontramos al señor Boadella. Los extremos se tocan y la bola de nieve rueda y rueda y cada vez se hace mucho más grande. A una barbaridad de un bando le sigue otra barbaridad mucho más grande del otro bando.
Hoy sábado en el acto de presentación de la campaña electoral del Partido de los Ciudadanos, del cual el señor Boadella es uno de los fundadores, se ha leído una carta de éste en la que se ha expresado en los siguientes términos al mostrar su desacuerdo con el nacionalismo catalán: "mis razones no las quiero expresar en catalán". Ante esta aseveración correcta, educada, ponderada y prudente que se podría interpretar como un recurso literario o un efecto teatral pues para demostrar el desacuerdo se pasa de una lengua a la otra y así lo remarca más, la carta a partir de ese momento ha continuado en castellano y aquí se ha vuelto a abrir la caja de Pandora pues ha cargado muy duramente contra los políticos catalanes a los que ha llamado "conglomerado de cursis y de capullos" que actúan en nombre de "la patria". ¡Qué gran oportunidad perdida!.
Pero no acaba aquí la cosa pues el señor Iván Tubau, también del mismo partido, ha dicho que "la nación catalana me suda la polla por encima y por debajo, que se metan Catalunya por el puto culo". Este señor que es profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona ha añadido a continuación "a ver si les explota dentro" y "que se vayan a la mierda y dejen de tocar los cojones". ¡Otra gran oportunidad perdida!.
En definitiva los unos se retroalimentan de los otros. Es como en los programas de la televisión donde sale alguien y dice una barbaridad sobre el otro, luego sale el otro y dice una barbaridad más grande sobre el alguien y así empieza un recorrido por los diferentes programas de la misma cadena o de otras cadenas donde se va a ocupar mucho espacio y titulares sobre un tema que empezó siendo una nimiedad. Parece ser que esta forma de retroalimentarse ya ha llegado a la política, ya lo vivimos en unas elecciones anteriores donde el Partido Popular y Esquerra Republicana de Catalunya desarrollaron esta estrategia. Estrategia que a pesar de las apariencias ya les va bien a las partes en litigio pues cada una de ellas espera que la otra parte abra la boca para así poder incrementar su cuota mediática y de esta forma radicalizar las opiniones de sus futuros votantes y asegurarse, así, la movilización electoral necesaria para incrementar su porcentaje de votos.
Lo triste de todo ésto es que el Partido de los Ciudadanos en su programa electoral cuando nos hable de la educación y de la enseñanza nos dirá que los centros escolares han de promover la educación en valores, el respeto, la solidaridad, las buenas formas, el respeto a la diversidad y a las opiniones de los demás. Al menos hoy la coherencia les ha fallado.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Qué tal. He visto un enlace a su blog por casualidad, y me gusta mucho cómo expone sus ideas, y lo sensato de éstas. Enhorabuena y un saludo,
Carlos (Andalucía)