dimecres, 6 de setembre de 2006

No todo vale, ¿o sí?

Hace unos días me dirigía a la zona centro de la ciudad donde resido cuando al pasar por delante de la oficina de Correos empezaron a salir los carteros cargados de cartas para empezar el reparto de éstas. Hay que decir, antes de continuar, que en mi ciudad llegar el verano y tener problemas graves con el reparto de las cartas es lo mismo, se ve que Correos no sabe encontrar la solución a las substituciones vacacionales de sus trabajadores. Uno de los carteros que habían salido iba unos metros por delante de mí y llevaba mi mismo camino. Me chocó su vestimenta que la podríamos describir como sigue: una camiseta ancha de tirantes, unos pantalones abombados y unas chancletas de playa que ahora están tan de moda. La verdad, me llamó la atención y lo primero que pensé fue que debía ser un sustituto vacacional y no un cartero de plantilla. Aflojé el paso para poderlo observar mejor un buen rato. Iba cargado con una bolsa bastante llena que llevaba colgada del hombro y un carrito con ruedas, como los que se utilizan para ir al supermercado, lleno a rebosar. Antes he dicho que aflojé el paso para poderlo observar mejor porque si hubiera llevado un ritmo andante normalito lo hubiera adelantado en pocos metros. Era un poema andante con ese calzado tan poco adecuado para desarrollar la faena de repartidor de cartas. Pensé ¿cómo era posible que una empresa como Correos no dijera, no obligara a un trabajador suyo a llevar un calzado adecuado?. Con la vestimenta si quieren no me pongo, puedo pensar que al ser un contratado temporal no le corresponde tener uniforme, o que debido a la intensa calor de estos días Correos ha dado libertad a sus empleados para que puedan ir más frescos, pero ¿el calzado?. ¿Se imaginan repartir centenares de cartas con un calzado inadecuado día tras día?. Mientras lo seguía por la calle varios pensamientos me vinieron a la cabeza: ¿será capaz de repartir todas las cartas?, debe acabar muy cansado al final de la jornada, debe coger muchas bajas médicas por problemas en los pies, ¿dónde está el responsable de prevención de riesgos laborales de Correos?, ..... y muchos pensamientos más. Viene todo ésto a cuento porque cada vez más vemos cómo un amplio sector de la sociedad confunde su forma de vestir, su estilo propio de vida, con las normas más elementales de vivir en sociedad. Confunden el ámbito privado con el público, todo vale es la reflexión última, visto como quiero, hago lo que quiero y nadie tiene por qué decirme nada. Y por parte de la sociedad, de Correos, de la empresa que sea no hay la determinación de hacer cumplir las normas de carácter laboral y social. Todo vale, es su problema ............ ¿o no?. Pues no, porque las bajas médicas, las enfermedades crónicas derivadas de una mala prevención e higiene laboral y social las pagamos usted ............ y yo, ¿o no?.

5 comentaris:

Anònim ha dit...

Que quieres que te diga: a mí me parece más grave que no sepan leer.

La cartera de mi barrio lleva años metiendo en mi buzón las cartas de otra calle y otra persona, con el mísmo número de portal y de piso.

Pido para ellas y ellos un curso de profundización en el lenguaje: ya aprobó el de "leer los números", y ahora deberían superar el de "leer las letras"

Pedagog ha dit...

Estimado "Anònim" lo que explicas a mi también me estuvo sucediendo a lo largo de unos años. Es curioso el poco cuidado que ponen ciertas personas en el desempeño de su trabajo.

Anònim ha dit...

La vida de cartero es dura, yo he visto cómo tienen que currar.
Creo que en ese trabajo si una temporada van en chanclas, da igual, no le veo ningún inconveniente mientras hagan su trabajo correctamente.

Pedagog ha dit...

No da igual "Anònim" si va en chanclas o no. Un trabajador en su puesto de trabajo no puede contravenir ni la ley de prevención de riesgos laborales ni trabajar en pésimas condiciones y poner en riesgo su salud laboral. Recuerda que las bajas laborales las pagamos entre todos.

Anònim ha dit...

Que en este caso da igual, hombre, con estos calores se está mucho mejor en chanclas para ellos. Todo eso de riesgos laborales y "pésimas" condiciones y "riesgo" laboral es palabrería.
En este caso da igual que vaya en chanclas.
Relájate y tómate una cerveza.