dimecres, 26 de juliol de 2006

Bilingüísmo y realidad social.

Hace unos días el señor Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana, acusaba al presidente d'Esquerra Republicana de Catalunya, Josep Lluís Carod-Rovira, de defender la imposición coactiva por los poderes públicos del catalán. El señor Caja es uno de los impulsores de la Iniciativa legislativa popular para la enseñanza en lengua materna y el bilingüísmo escolar, según este profesor de la Universidad de Barcelona el castellano está prácticamente excluído de la educación y hay una vulneración del derecho elemental de los niños a recibir la enseñanza en su lengua. El señor Caja ha asegurado que no se trata de erradicar o debilitar la enseñanza del catalán en la escuela, sino que por el contrario su modelo es un modelo bilingüe perfecto y que quiere que todos los alumnos aprendan catalán y castellano. Y seguramente tiene razón.
Pero cuando cogemos modelos lingüísticos y queremos aplicarlos a la realidad que nos rodea muchas veces nos damos cuenta de que su encaje es complicado. Todos podemos estar de acuerdo en que cada niño ha de aprender en su lengua materna pero ello nos lleva de inmediato a una doble red escolar: la que escolariza en castellano y la que escolariza en catalán. ¿Eso es bueno?. Seguramente desde el punto de vista del aprendizaje escolar lo sea, pero socialmente estamos creando dos tipologías de alumnos, dos categorías sociales de alumnos y eso ya no estoy tan seguro de que sea muy bueno. La realidad cotidiana nos enseña que no hay nada perfecto y que los sistemas se podrán ajustar más o menos pero que llega un momento en que hay que optar: o aprendizaje estricto en lengua materna o cohesión social. Dependiendo de dónde pongamos el acento tendremos una cosa u otra, pero eso sí sin perder de vista la inmensa capacidad de aprendizaje de los niños pequeños y más ahora que ya se habla de introducir el inglés como lengua vehicular en ciertas materias dado lo negados que somos los de este país en aprender idiomas.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

¿Por qué demonios se da por supuesto que la enseñanza en castellano conduce a dos redes escolares, dos tipologías de alumnos, dos categorías sociales (la castellanohablante la categoría baja, claro), bla bla bla? Hay un racismo dentro de la propia España descomunal y yo voy a trabajar todo lo que pueda para que por lo menos se ponga al descubierto y se señale a los responsables. La cuestión primordial en la cuestión lingüística es que se reconozca que una parte de la población de Cataluña tenemos una lengua propia que se llama español. Y lo que resulte de eso es absolutamente secundario.

Anònim ha dit...

La de l'articulista és una opinió molt sensata. I més ara que molta població de Catalunya té com a llengües pròpies altres que no són el català ni l'espanyol.

Anònim ha dit...

Será sensata siempre que retire eso de que los que estudien en español tendrán una categoría social "diferente"

Agrupación de Blanes ha dit...

Por la Libertad

La Igualdad

Los Derechos Individuales

www.ciudadanosblanes.blogspot.com

Ayúdanos