dilluns, 1 de setembre de 2008

Entre ustedes y yo: el primer día

Ha sido, el de hoy, un día para olvidar. Reconozco que no me gusta el primer día de trabajo después de las vacaciones de verano. Entre ustedes y yo, bastante triste es tener que levantarte por la mañana después de todas unas vacaciones fabulosas de verano, como para tener que soportar el ritual del reencuentro con los compañeros de trabajo. Aún recuerdo, todo sudoroso, el sonido del maldito despertador y el camino largo e interminable hacia el trabajo rezando para no coincidir con nadie conocido al cual tener que decirle los formulismos sociales obligados. Los hados me han sido propicios y no he visto a nadie conocido en todo mi recorrido.
¡Una hora!. Una hora entera saludando, besando, estrechando manos y diciendo puros formulismos sociales que no compromenten a nada y dicen todavía menos. ¿Y éste?, ¿éste quién es?, ¿cómo se llama?, me suena que es del departamento de lenguas pero la verdad es que nunca he hablado con él pero es igual, ¡choca esos cinco, tío!. ¿Y cómo te ha ido?, le pregunto para quedar bien aunque, entre ustedes y yo, poco me interesan sus vacaciones pero de esta forma parece que quedo mejor delante de todos.
Una vez realizado este ritual social hemos tenido la primera reunión, o claustro, donde una vez más los mismos contenidos pero con diferentes palabras han salido de la boca del director del centro. Que si un nuevo curso, que si unos objetivos nuevos, que si unas obras nuevas, que si unos proyectos nuevos, que si ...... ¡Que sí, que sí!, que ya lo sé, que tenemos que volver a trabajar un curso más, que ya ha pasado el verano, que se acabó lo bueno.
Y llegada la hora de finalizar la jornada te queda una sensación de “ya visto” que, entre ustedes y yo, te da por pensar ¿y si el próximo curso empezamos el día 2 y hacemos ver que ya nos hemos saludado y dicho las obviedades de cada curso y nos ponemos directamente a trabajar?. De todas formas, entre ustedes y yo, ¡que tengan un buen curso!.

1 comentari:

elbaile ha dit...

Algo pesimista ¿No? de todas formas asi no se empieza el curso, mas bien se acaba. Animos que mañana lo veras todo mas claro.