dimarts, 8 de novembre de 2011

Elecciones 2011: propuestas educativas del PP

Las propuestas educativas del Partido Popular (PP) para las elecciones del próximo día 20 de noviembre son las siguientes:
Para el PP la educación es un camino de oportunidades y que el elemento central para garantizar un sistema educativo de calidad es el profesorado, cuyo prestigio y autoridad se han visto socavados en el modelo actual. Además, la adecuación a las nuevas realidades obliga a mejorar su selección y proceso formativo con un modo de acceso a la carrera docente que subraye su carácter de cuerpo nacional.
Por eso, sus medidas van orientadas a reforzar la confianza en la autoridad que da el sabe y a respaldar más a los profesores y que todos -alumnos, familias, gestores públicos y sociedad- reconozcan al profesor el prestigio y la autoridad que merece.
Los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos. Por eso se necesita que el sistema educativo cuente con las familias y confíe en sus decisiones. La libertad de elección es inseparable de este derecho.
El respeto a los derechos de las familias significa que el contenido de las materias no debe responder a proyectos ideologizadores. Libertad de elección es también libertad de elegir la lengua vehicular, ya sea el castellano o cualquiera de las lenguas cooficiales.
La formación profesional tiene que convertirse en un poderoso instrumento para el empleo de los jóvenes. Es preciso que la formación profesional sea concebida como un camino hacia el éxito.
Una educación secundaria de calidad incentiva también la calidad de las universidades. A pesar de los esfuerzos, quedan muchos aspectos por mejorar en las universidades. Se necesitan nuevos modelos de financiación vinculados a resultados y una gobernanza que garantice una mejor gestión y la rendición de cuentas.
Las universidades tienen que ser auténticas fábricas de conocimiento para la sociedad española. Para ello es necesario potenciar la movilidad, la internacionalización y la evaluación de resultados.
.- Educación de calidad para todos.
Promover que todo alumno tenga las mismas oportunidades educativas con independencia de su lugar de residencia y de su situación socio-económica. Para ello, se impulsará la calidad en la educación y la mejora de los resultados, fomentando sistemas de evaluación objetiva en diferentes ámbitos del sistema educativo y reconociendo el esfuerzo y la excelencia.
La prioridad es fortalecer los valores que resultan imprescindibles para el desarrollo personal y el éxito escolar: el esfuerzo, la búsqueda de la excelencia, el espíritu emprendedor, la autoexigencia, la responsabilidad, la tolerancia, y el sentido del deber con los otros y con la sociedad.
El papel del docente es clave para el éxito del sistema educativo. Hay que devolver al profesor al centro de la vida educativa.
Garantizar la libertad de elección impulsando una educación pública de calidad y una educación de iniciativa social cuya autonomía debe ser respetada.
Reforzar como tarea educativa la transmisión de la herencia cultural común y de los valores básicos que configuran el modo de vida de la civilización occidental, evitando los contenidos adoctrinadores. Garantizar el derecho a utilizar el español y las otras lenguas cooficiales como lenguas vehiculares.
Modernizar el sistema de becas para reconocer el esfuerzo y la excelencia, y facilitar la movilidad. Impulsar la extensión de la educación infantil de cero a tres años para satisfacer las necesidades de conciliación por parte de las familias.
Las medidas propuestas para todo ello son:
. Mejorar la educación obligatoria y gratuita hasta los 16 años, reformando su estructura para reducir el abandono educativo temprano y elevar la formación de los alumnos. La educación secundaria tendrá una organización más flexible, que ofrezca vías formativas de acuerdo con los intereses, motivaciones y progresos de los alumnos. El bachillerato constará de 3 cursos, el primero de los cuales tendrá carácter de curso de iniciación.
.- Promover el bilingüismo español-inglés en todo el sistema educativo desde el segundo ciclo de educación infantil. Reforzar la enseñanza de un segundo idioma extranjero. Impulsar la opción de una educación trilingüe en las comunidades autónomas con lengua cooficial, hasta el final del bachillerato.
.- Puesta en marcha un nuevo modelo de selección y formación de carácter nacional para el acceso a la profesión docente, que atraiga a los mejores expedientes académicos y tenga como criterios de selección el mérito y la capacidad. Promover el reconocimiento por ley del profesorado como autoridad pública en el ejercicio de su actividad e impulsar la introducción de incentivos a su labor.
.- Establecer una carrera docente, constituida por el conjunto de grados y funciones que cada profesor pueda alcanzar como consecuencia de la evaluación de su desempeño, del reconocimiento de su ejercicio profesional y de las actividades de formación, innovación e investigación. Impulsar la movilidad en todo el territorio nacional de todos los cuerpos docentes.
.- Evaluar los conocimientos de los alumnos con una prueba de carácter nacional. .- Garantizar que todos los alumnos, con independencia del lugar en que residan, tengan una formación común con un currículo básico en todas las etapas educativas.
.- Impulsar la autonomía de los centros educativos públicos con nuevos modelos de gestión que faciliten la innovación educativa en el plano organizativo, curricular y de gestión económica. Para ello se incrementarán las competencias de los equipos directivos, y promoveremos la profesionalización de la dirección y gestión de los centros.
.- Fomentar centros de especialización curricular que ofrezcan diferentes proyectos educativos mediante el refuerzo y ampliación de los currículos en los ámbitos lingüístico, humanístico, científico, tecnológico, artístico, deportivo y de las tecnologías de la información y la comunicación.
.- Promover la excelencia. Los alumnos con mejores expedientes académicos y mejores resultados en las pruebas nacionales de evaluación recibirán un diploma de excelencia que será mérito preferente para acceder a cualquier tipo de ayudas y becas.
.- Aprobar una estrategia nacional de calidad de la educación que incluya un programa específico para la mejora de la competencia lectora y la escritura. Las materias instrumentales, como la lengua, las matemáticas y el inglés, tendrán una prioridad central en la educación obligatoria. Elaborar un plan de extensión del uso de las nuevas tecnologías, facilitando el acceso a contenidos educativos de calidad y priorizando la formación del profesorado.
.- Adoptar de forma temprana medidas de refuerzo y de recuperación para aquellos alumnos que lo necesiten con el objeto de combatir el retraso escolar. Apoyaremos especialmente a los centros que escolarizan alumnado en situación de desventaja social.
.- Reforzar la libertad de elección de las familias promoviendo una educación pública de calidad, y una oferta formativa de iniciativa social que responda a las demandas plurales de las familias.
.- Elevar la formación cívica de los alumnos, sustituyendo la asignatura educación para la ciudadanía por otra cuyo contenido esté basado en el aprendizaje de los valores constitucionales y en el conocimiento de las instituciones españolas y europeas.
.- Hacer efectivo el derecho de los alumnos a aprender en español y en el resto de lenguas cooficiales. Favoreceremos el desarrollo de un bilingüismo integrador que facilite el mejor aprendizaje.
.- Impulsar la educación infantil de cero a tres años. En los entornos socialmente más desfavorecidos, promover un modelo de educación infantil con mayor apoyo a las familias y a su función educadora en la primera infancia.
.- Formación profesional para el empleo.
El gran desafío es conseguir que los jóvenes españoles tengan una cualificación que les permita su plena inserción laboral ante los retos de un entorno global muy exigente. Se promoverá un nuevo modelo de formación profesional para crear empleo, con un carácter eminentemente práctico, vinculado a las necesidades de las empresas y que haga más competitiva a la economía española. Se adaptará a la realidad española un modelo de éxito: la formación profesional en la empresa combinada con la formación en el aula.
Se dará la opción de que partir de los 15 años los alumnos puedan incorporarse a la formación profesional para que puedan desarrollar plenamente sus capacidades laborales y profesionales al tiempo que se reduce el abandono educativo temprano.
Las medidas propuestas para todo ello son:
.- Reformar la formación profesional permitiendo la posibilidad de acceso a partir de los 15 años y manteniendo el carácter obligatorio y gratuito de las enseñanzas hasta los 16 años.
.- Instaurar una nueva modalidad de formación profesional de carácter dual, que permita a los jóvenes desempeñar dentro del proceso formativo su primera experiencia laboral. Impulsar un ambicioso programa de becas-salario.
.- Establecer, de forma coordinada con las comunidades autónomas, una oferta integrada de títulos de formación profesional y certificados de profesionalidad. Evaluar periódicamente el sistema nacional de cualificaciones y formación profesional para verificar su calidad, su adecuación a las necesidades formativas individuales y a las del sistema productivo, la eficacia de sus acciones y su adecuación a las necesidades del mercado de trabajo.
.- Incorporar en la oferta formativa de todos los currículos la formación en lengua inglesa, la innovación y el emprendimiento.
.- Adaptar los niveles del sistema nacional de cualificaciones al marco europeo de cualificaciones al objeto de facilitar la movilidad profesional de los españoles en la Unión Europea. Apoyar la movilidad de estudiantes, profesores y formadores, a través de la iniciativa Juventud en Movimiento y de los programas europeos Leonardo da Vinci y Erasmus.
.- Impulsar la implantación de los programas de cualificación profesional inicial.
.- Recuperar la formación como primera política activa de empleo. Mejorar el ajuste de la formación proporcionada a los desempleados a las necesidades del mercado de trabajo. Aprovechar todas las oportunidades tecnológicas para favorecer la formación profesional a distancia y de forma específica de los certificados de profesionalidad. Adaptar la oferta a las necesidades de las personas con discapacidad.
.- Hacer efectivo el derecho individual a la formación permanente y la recualificación de los trabajadores a lo largo de toda su vida laboral mediante la implantación de un bono formación, la apertura de la oferta formativa y la evaluación rigurosa de la efectividad de las políticas activas de empleo.
.- Universidades de excelencia.
Las universidades deberán contar con un marco flexible y transparente que les permita responder a los diferentes desafíos, garantice su autonomía real y estimule su responsabilidad.
El apoyo económico público y privado debe ir acompañado de una exigente rendición de cuentas a la sociedad. Además, para hacer frente a los retos de una realidad global muy competitiva, se impulsará un sistema de gestión y gobierno más profesionalizado y eficaz.
Las medidas propuestas para el tema universitario son:
.- Establecer un marco general de financiación para las universidades que sea suficiente, estable y transparente, que fomente la especialización y la excelencia, reconozca los resultados docentes e investigadores, y promueva la inserción laboral de sus alumnos. Abrir mayores espacios al mecenazgo, el patrocinio y la colaboración con las iniciativas sociales.
.- Reformar el sistema de gobernanza en la universidad para impulsar la rendición de cuentas y una mayor profesionalización de la gestión. Dotar a las universidades de las herramientas necesarias para competir con las mejores universidades de todo el mundo. Contarán con instrumentos legales que permitan una organización más flexible de su oferta docente, faciliten la especialización y una incorporación más ágil del profesorado. Impulsar las alianzas entre facultades y universidades para la oferta de programas de mayor calidad.
.- Impulsar un sistema de becas que potencie la excelencia y la igualdad de oportunidades en los estudios universitarios, como factor clave para el éxito de una sociedad. Mejorar la coordinación del sistema universitario para que funcione como un distrito único en toda España. Apoyar los programas de movilidad de los estudiantes en el marco del espacio europeo de educación superior.
.- Potenciar la internacionalización de las universidades, de sus profesores y de los alumnos. Impulsar el intercambio de profesorado, la docencia de grado y postgrado en inglés, y las titulaciones conjuntas con universidades extranjeras.
.- Dentro del marco del espacio europeo de educación superior, promover un mapa de titulaciones que promueva la transparencia sobre los conocimientos adquiridos y facilite la inserción laboral.
.- Promover la excelencia docente e investigadora del profesorado y un sistema de evaluación transparente y riguroso.
.- Impulsar nuevos mecanismos que favorezcan e incentiven la transferencia de la investigación e innovación desarrollada en las universidades para su aplicación por parte del sector privado. Para ello, se promoverá el espíritu emprendedor de los profesores y alumnos universitarios y se renovará el modelo de las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI).
.- Nuevas fronteras para la ciencia y el conocimiento.
Las medidas propuestas para este apartado son:
.- Implementar una infraestructura de apoyo que permita la interconexión, normalización y armonización de todos los datos del sistema español de ciencia y tecnología procedentes de diversas administraciones e instituciones científicas, con formatos interoperables a través de una red de datos unificada.
.- Ofrecer a la sociedad un mapa nacional de recursos científicos y tecnológicos y dar la más amplia difusión a las capacidades y resultados de cada uno de los agentes públicos de investigación.
.- Normalizar los criterios y procedimientos de evaluación de investigadores, proyectos, infraestructuras e instituciones. Articular un sistema de confianza, para uso compartido de todas las administraciones, que garantice la independencia, calidad, eficiencia y transparencia de todos los organismos de evaluación y seguimiento.
.- Potenciar la cofinanciación de centros entre distintas administraciones y entidades privadas, los consorcios, los acuerdos de colaboración interinstitucional y cualquier otra fórmula que haga posible la orientación conjunta de los recursos.
.- Alinear los recursos públicos españoles con las estrategias marcadas desde la Unión Europea para aprovechar mejor los recursos disponibles y contribuir decididamente a la internacionalización del sistema español de ciencia y tecnología.
.- Actualizar la estructura de incentivos fiscales para potenciar el I+D empresarial, con atención preferente a las empresas emergentes, pymes innovadoras y a los sectores más estratégicos (salud, energía, transporte).
.- Dar un apoyo decidido a los centros tecnológicos como cauce central para la conexión entre el sistema científico y las pymes.
.- Poner en marcha la agencia estatal de financiación de la investigación para la asignación más eficiente de los recursos públicos y mejorar su evaluación. Generalizar los sistemas de concurrencia competitiva y eliminaremos la asignación nominativa de recursos en los presupuestos.